Milongas Extremas: Manantiales

Como la lluvia se paso una tarde
llego la noche y el sol no se iba
el reloj que estaba en su muñeca
ya no supo que hora le decía...
-
Pensaba que podría el ayudarle
sacando un mapa le enseño su vida
le pregunto si quería enamorarse
y contestó riendo que algún día
-
Si abrís los ojos, mis ojos dame
tengo los besos, besos lunares
-
El tiempo juro que iba a esperarle
y ella sabiendo que mentía
fue cerrando todas persianas
se escondió detrás de las cortinas
y la humedad se filtro en su cuarto
el cansancio se hizo de rutina
y la brisa entro por la ventana
y al tocarla la encontró dormida
-
Si abrís los ojos, mis ojos dame
tengo los besos, besos lunares
si abrís los ojos, mis manantiales...